Los vómitos suelen ser muy común en los perros, ya que nuestras mascotas tienen un centro de vómito bien desarrollado en su cerebro, el cual les permite vomitar mucho más fácil que a la mayoría de los otros animales.

No es nada placentero tener que limpiar los residuos de tu mascota en la alfombra o en el piso y es peor aun cuando lo vemos vomitando. Por tal razón, a veces nos preguntamos ¿ por que los perros vomitan? Inclusive los perros más sanos pueden llegar a vomitar sin mostrar malestares previos.



Habitualmente, los perros vomitan cuando comen demasiado; aunque a veces el vómito es algo pasajero, otras veces puede ser un síntoma de que algo realmente serio está sucediendo. 

En parte, el vómito es un mecanismo de defensa natural en los perros. Es decir, ellos ven algo y se lo comen para saber si es comestible. Si no es así, su cuerpo lo expulsa de la misma manera que lo comió.

Hay dos formas de que los perros vomiten:

Regurgitación. Cuando la comida se queda en el esófago debido a que está bloqueada y no va a bajar, se almacena hasta que se sobre carga y el perro regurgita la comida. La regurgitación suele ser una acción relativamente pasiva, no implica síntomas de náuseas o arcadas, y no debe haber bilis en el material vomitado. Este material producido siempre aparece sin ser digerido, ya que en realidad no ha llegado al estómago.

Vómito verdadero. Cuando la comida llega al estómago, el perro lo expulsa forzosamente a través del vómito. Los perros que están a punto de vomitar generalmente se vuelven ansiosos y buscan llamar la atención.

En muchas situaciones el vómito del perro suele ser un mecanismo de protección para el espacio gastrointestinal, como también un síntoma de una enfermedad grave. Cualquier aparición de vómitos repetidamente, y si va acompañado de letargo, diarrea u otros cambios de conducta, debe recibir atención veterinaria lo más pronto.

Existen muchas causas por la que los perros pueden vomitar y aquí te enumeramos 12 de ellas:

1. Parásitos intestinales
2. Exceso de ácido estomacal
3. Intolerancia a su comida
4. Ingesta de césped
5. Obstrucción en el tracto digestivo
6. Comida de humanos
7. Comida o bebida en exceso
8. Numerosos virus
9. Envenenamiento
10. Ulcera estomacal
11. Alergia o malestar estomacal
12. Intestinos inflamados

Si te das cuenta que tu perro vomita con mucha frecuencia y más de lo común lo primero que tienes que hacer es llevarlo al veterinario. Si no es algo serio, posiblemente le recete algún antibiótico. Lo más importante, NUNCA auto mediques a tu mascota con ningún tipo de fármaco o remedio casero por más inofensivos que se vean.